BIENVENIDO A RADIO TITANKA | Domingo, 25 de Septiembre del 2022

EN VIVO

PORTADA  |
GUERRA EN EUROPA

"Occidente no entiende la complejidad del pasado histórico entre Rusia y Ucrania"

Y es que, para la especialista en historia de Rusia, EEUU ha amenazado directamente con desaparecer a la Federación de Rusia.

(Viernes 23/09/2022).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, envió un nuevo mensaje a Occidente en el que advierte que su país defenderá sus intereses nacionales ante la amenaza de desintegrarlo, luego de que las repúblicas de Donetsk y de Lugansk, así como las regiones de Zaporiyia y Jersón anunciaron un referendo para adherirse al país euroasiático.

El discurso del mandatario ruso se da en un momento en el que la Unión Europea intensifica la propaganda contra Rusia —como cuando el ejército ucraniano lideró una contraofensia en Járkov y los medios occidentales hablaron de la supuesta pronta derrota del Ejército ruso— mientras evalúa opciones para enfrentar el invierno sin el gas ruso debido a las sanciones económicas.

"El objetivo de Occidente es debilitar, dividir y, en última instancia, destruir nuestro país. Ya dicen abiertamente que fueron capaces de dividir la Unión Soviética en 1991, y que ahora ha llegado el momento de que la propia Rusia se desintegre en una multitud de regiones y zonas que se enfrentarán en una guerra mortal", declaró Vladímir Putin.

La doctora Ana Teresa Gutiérrez, investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), consideró en la conversación con Sputnik que el mensaje del mandatario ruso hacia Occidente es que, de concretarse la adhesión de territorios, se trataría de un conflicto directo con Rusia. Ya no sería un conflicto por el reconocimiento de repúblicas autónomas en Ucrania, tampoco una guerra proxy de la OTAN, que es cuando un Estado combate a otro Estado, pero en lugar de usar sus propias fuerzas militares emplea las fuerzas de otro, en este caso las de Ucrania.

"Rusia esperó mucho, tuvo mucha paciencia para que los gobiernos de Ucrania reconocieran los acuerdos de Minsk y se creara cierto tipo de federación en donde se respetara —como era con el presidente Víktor Yanukóvich antes de que fuera derrocado— tanto el idioma ruso como las características propias de cada cultura que vive en Ucrania", asevera Gutiérrez .

En este contexto, la especialista refiere que el conflicto se remonta a 2014 con el referendo de adhesión de Crimea, lo que inició a su vez una ofensiva ideológica en Ucrania "para cambiar la visión de los ucranianos, sobre todo de la élite" que se "adueñaron de las riquezas de Ucrania", a cambio de recursos por parte de EEUU.

"Rusia quería respetar a las poblaciones de Ucrania, las diferentes etnias porque fueron parte de un mismo país, y en Occidente no se entiende y mecánicamente pasan a la crítica de lo que hizo EEUU en Vietnam", señala la experta.

Según la investigadora de la UAM, en Occidente se ignora la complejidad del problema que tienen estas regiones, exintegrantes de la URSS, y que mantienen un fuerte vínculo con la historia y el pueblo ruso.

"Esas regiones históricamente eran de Rusia y aunque el derecho internacional dice que no se deben anexar regiones por cuestiones históricas, la verdad es que estas poblaciones están pidiendo su incorporación a Rusia", afirma la doctora en Relaciones Internacionales.

Pese a ello, la propaganda de los medios occidentales insiste en "tratar a Rusia como un poder imperialista como realmente es EEUU" para justificar la expansión de la OTAN y la estrategia de guerra híbrida de EEUU y Europa, una situación que "Rusia no puede permitirse".

Empezó a tratarse a los rusos como una nación que no debía respetarse, países, que antes eran miembros de la Unión Soviética, no quieren que vayan turistas rusos a Europa. Situaciones bastante difíciles y degradantes para la nación rusa que no tiene por qué soportar este tipo de ofensas muy parecidas a lo que Alemania hacía contra los judíos", sostiene Ana Teresa Gutiérrez.

Y es que, para la especialista en historia de Rusia, EEUU ha amenazado directamente con desaparecer a la Federación de Rusia.

"Detrás de estas operaciones de la OTAN hay todo un bagaje en donde, como lo dijo el presidente Putin en la mañana, hay un plan de Occidente para desintegrar la Federación de Rusia, separarla por nacionalidades porque sabemos que es un país multicultural, multiétnico, en donde habitan pacíficamente varias nacionalidades y religiones. Al hacer esta división harían que se pelearan entre sí terriblemente", comenta Gutiérrez.

Para la analista geopolítica, EEUU está muy interesado en que siga el conflicto tanto que logró persuadir a Alemania a cambiar su política de cooperación y que incluso ya le trajo consecuencias económicas con el cierre del Nord Stream 2 , lo que mantiene al país europeo en situación de racionamiento por la escasez de gas y la llegada del invierno.

Pese a ello, la enorme cantidad de dinero que está generando la industria armamentística que sigue enviando armas a Ucrania, y a pesar de las alertas de que el armamento no está siendo monitoreado, el conflicto continuará.

A partir de los referendos, lo único que puede parar la guerra es que, al ser territorio ruso, directamente el Gobierno ruso le exponga a Occidente que va a defender, como dice el presidente Putin, con toda su capacidad estos territorios", sostiene Ana Teresa Gutiérrez.

Los referendos para la adhesión de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, así como las regiones del Jersón y Zaporiyia, se realizarán entre el 23 y el 27 de septiembre.

Fuente: RT 

¿QUÉ OPINAS?

FACEBOOK