BIENVENIDO A RADIO TITANKA | Martes, 16 de Abril del 2024

EN VIVO

PORTADA  |
MUNDO

Cuatro futbolistas de Vélez Sarsfield, a juicio por abuso sexual en Argentina

Los jugadores, entre ellos el portero de la selección uruguaya Sebastián Sosa, enfrentan un juicio tras la denuncia de una periodista deportiva de 24 años.

Cuatro futbolistas de Vélez Sarsfield, a juicio por abuso sexual en Argentina

Apurímac 22/03/2024.- Cuatro futbolistas de Vélez Sarsfield, equipo de la primera categoría de la liga profesional argentina, enfrentan un juicio por el supuesto abuso sexual a una mujer de 24 años. Sebastián Sosa, de 37 años, José Florentín (27), Braian Cufré (27) y Abel Osorio (21) fueron aprehendidos este lunes por orden de una fiscal de la ciudad de San Miguel de Tucumán, 1.200 kilómetros al norte de Buenos Aires. 

El club para el que trabajan anunció que suspenderá los contratos de los cuatro jugadores mientras “determina medidas definitivas”. Este miércoles, el juez a cargo del caso ha decidido imputar a Cufré y Florentín como autores de abuso sexual agravado, a Osorio de abuso sexual simple y a Sosa como partícipe secundario.

El sábado 2 de marzo, según la denuncia, la joven periodista deportiva fue invitada al hotel donde los jugadores de Vélez Sarsfield pasaban la noche tras enfrentar a un equipo local, Atlético Tucumán, y a la espera de su regreso a Buenos Aires. Sosa, uno de los porteros de la selección mayor de Uruguay, la había conocido en la zona mixta tras el partido y la invitó a su habitación después de cruzar mensajes en Instagram. 

Días después, el miércoles 6 de marzo, la joven denunció ante la policía que tres de los futbolistas habían abusado de ella. Sosa, supuestamente, no participó de la violación, pero permaneció en la habitación durante el acto.

En su denuncia, la joven afirmó que tenía sospechas de que sus bebidas fueron adulteradas, porque se sintió débil y se acostó en una de las camas de la habitación antes de ser abusada. Según el diario local La Gaceta, en el expediente del caso figuran el informe de una ginecóloga que, el 5 de marzo, certificó que la joven sufría una irritación en sus genitales, y el del médico forense de la policía, quien encontró hematomas en su cuerpo el día que recibió la denuncia.

El caso ha vuelto a destapar un problema mayúsculo en el fútbol argentino, donde son frecuentes las denuncias por violencia machista. El martes, otros dos jugadores, juveniles del equipo mendocino Godoy Cruz fueron separados por una denuncia por violación. Dos jugadores de la selección campeona del mundo en 2022, Thiago Almada y Gonzalo Montiel, también esperan la resolución judicial de denuncias en su contra. 

En junio del año pasado, el caso del delantero colombiano Sebastián Villa se convirtió en el último de casi una decena de jugadores de Boca Juniors investigados por violencia contra las mujeres. Villa fue condenado por golpear y abusar verbalmente de su esposa, pero el juicio no impidió que el club le esperase hasta última hora mientras declaraba en las audiencias para que pudiese jugar partidos internacionales. En Boca también esperan el inicio del juicio contra Jorge Daniel Martínez, técnico de la Primera División femenina hasta mediados de 2023, por una denuncia de la encargada de prensa del equipo.

Vélez, el primer club argentino en aplicar un protocolo de acción contra las denuncias por violencia de género, actuó con celeridad en este último escándalo: el 7 de marzo, apenas se conoció la denuncia, apartó a los jugadores del equipo y este lunes suspendió sus contratos mientras se desarrolla el juicio. También han iniciado un sumario interno para acompañar la investigación judicial. 

“La postura del club es clara. Estamos esperando que la justicia hable para determinar qué hacemos con ellos”, anunció el presidente del club, Fabián Berlanga, en una entrevista televisiva. “Entendemos que la gente del club quiere la rescisión de los contratos, pero no es tan fácil porque hay leyes”.

Los jugadores se enteraron de la suspensión de sus contratos este lunes, mientras eran trasladados a la penitenciaría donde fueron aprehendidos durante 48 horas mientras el juez decidía sobre su prisión preventiva. Los cuatro jugadores viven en Buenos Aires y viajaron a Tucumán para las audiencias. 

“Si tiene que vivir en Tucumán hasta que se solucione, lo va a hacer”, advirtió este miércoles el abogado Ernesto Baaclini, representante de Sosa. El juez todavía ha decidido que los tres jugadores acusados de la violación enfrenten el juicio en prisión preventiva. Sosa lo hará en libertad.

Fuente: El País 

¿QUÉ OPINAS?

FACEBOOK