BIENVENIDO A RADIO TITANKA | Martes, 2 de Abril del 2021

EN VIVO

PORTADA  |
MUNDO

Un portaaviones y cinco buques de guerra de China fueron vistos cerca de Okinawa: se tensa la relación con Japón

El régimen conducido por Xi Jinping envió al Liaoning, una de sus naves más importantes. Tokio respondió con un destructor para monitorear sus movimientos.

Un portaaviones y cinco buques de guerra de China fueron vistos cerca de Okinawa: se tensa la relación con Japón

(Martes 6/04/2021).- Un portaaviones y cinco embarcaciones de escolta chinos han pasado por una vía fluvial clave frente a Japón en su camino hacia el Océano Pacífico, dijo el domingo la Oficina de Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa japonés, en lo que fue visto como una provocación del régimen autocrático comandado por el jefe de estado Xi Jinping. La situación es cada vez más tensa en las aguas que rodean al gigante oriental.

Japón anunció que el portaaviones Liaoning y otros cinco buques de guerra -entre los que se encuentra un destructor- fueron divisados navegando hacia el sur en el estrecho pasadizo que separa la isla principal de Okinawa y la isla Miyako. Los barcos no entraron en aguas japonesas ni en su zona contigua. De acuerdo al diario Nikkei, el conjunto de las naves fue visto alrededor de las 8 a.m. del sábado aproximadamente a 470 kilómetros al suroeste de las islas Danjo de la prefectura de Nagasaki. Luego, el convoy pasó por el estrecho de Miyako, la vía fluvial de 250 km de ancho entre Okinawa y Miyako.

Esta no es la primera vez que el Liaoning fuera visto en la zona. En abril de 2020 ya había pasado por esta vía fluvial. El hecho se produjo pocos días después de los ejercicios navales realizados entre las armadas de los Estados Unidos y Australia en el Pacífico oriental. También luego de que se conocieran los esfuerzos hechos por el Quad, el grupo de países formado por esos dos más India y Japón.

Acompañando al portaaviones Liaoning pudo identificarse un destructor de misiles guiados clase Renhai, dos destructores de misiles guiados clase Luyang III, una fragata multifunción Jiangkai II y una nave de apoyo de combate rápido clase Fuyu, según publicó Nikkei. Por su parte, el gobierno de Tokio dispuso la inmediata intervención del destructor JS Suzutsuki, de un avión de patrulla P-1 y un avión de patrulla de guerra antisubmarina P-3C para recopilar información y monitorear los movimientos de los buques del régimen de Beijing.

Sin embargo, ese no fue el único movimiento de la armada china en el sensible área. El personal conjunto también dijo haber distinguido el paso de un avión de transporte militar Y-9 sobre el estrecho de Miyako el domingo y que Japón había lanzado un avión de combate en el espacio aéreo para responder. La tensión crece entre ambas potencias.

Por su parte, el Comando del Indo-Pacífico de los Estados Unidos ha enfatizado el fortalecimiento de las operaciones conjuntas de múltiples dominios. El USS Blue Ridge -buque insignia de la Séptima Flota norteamericana- operó con el destructor de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón JS Kongo el pasado 29 de marzo. Ambos probaron sus habilidades marítimas combinadas y sus capacidades de intercomunicación.

De acuerdo al diario The Japan Times, China ha enviado al poderoso Liaoning a través de ese canal estratégico cinco veces desde que se puso en servicio en 2012. Según los expertos consultados por el diario de Tokio, la medida puso en evidencia la capacidad del ejército chino para atravesar la llamada primera cadena de islas, una cadena de islas del Pacífico que se extiende desde las Kuriles y Ryukyus hasta Taiwán, Filipinas e Indonesia.

Ese tramo, junto con la llamada segunda cadena de islas que consiste en las islas de origen de Japón y se extiende hasta Guam y las islas de Micronesia, es visto por algunos en la autocracia de Beijing como una barrera natural que limita al país y a sus fuerzas armadas. El régimen de Xi Jinping ha extendido sus redes en los últimos años con el ánimo de reclamar soberanía sobre un conjunto de mares que comparte con otras naciones lo que ha generado una continua tensión en la zona.

En el mismo orden, el primer ministro Yoshihide Suga enfatizó la importancia de que Japón y Estados Unidos trabajen en estrecha colaboración para aliviar el continuo acoso de Beijing sobre Taiwán. Se espera que el tema de la amenaza China esté en la parte superior de la agenda cuando se reúna con el presidente estadounidense Joe Biden la próxima semana.

Apoyo a Filipinas

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, y su homólogo filipino, Hermogenes Esperon, han compartido sus “preocupaciones” frente a las recientes incursiones de 200 buques pesqueros en territorio reclamado por Filipinas del Mar de China Meriodinal.

Sullivan ha subrayado en un comunicado que reafirma la aplicabilidad del tratado de defensa entre ambos países así como el acuerdo “para responder a los desafíos en el Mar de China Meridional”.

El pasado 21 de marzo, el Gobierno filipino denunció la aparición de más de 200 barcos pesqueros chinos --gobernados según las autoridades filipinas por “milicias”-- mientras que China negó estar llevando a cabo una “incursión” en el mar de China Meridional y argumentó la presencia de estos barcos “debido a las condiciones meteorológicas”.

El secretario de Defensa de Filipinas, Delfin Lorenzana, dijo que la presencia de los buques supone un acto “provocador” que “militariza” la zona.

Desde hace años China mantiene una disputa territorial con Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas sobre varias islas ubicadas en el mar de la China Meridional. En la plataforma continental de estas islas se descubrieron importantes reservas de hidrocarburos, especialmente en las islas Xisha (las islas Paracel), Nansha (las islas Spratly) y Huangyan (el arrecife de Scarborough).

Fuente: Reuters 

¿QUÉ OPINAS?

FACEBOOK