BIENVENIDO A RADIO TITANKA | Martes, 16 de Abril del 2024

EN VIVO

PORTADA  |
POLÍTICA

Exsocios del Club Apurímac aseguran que fueron expulsados por Dina Boluarte al exigirle cuentas claras

El informe de la UIF indica que Dina Boluarte tenía 11 cuentas bancarias con un total de S/1.372.048 y US$2.200 cuando era presidenta del Club.

Exsocios del Club Apurímac aseguran que fueron expulsados por Dina Boluarte al exigirle cuentas claras

Apurímac 3/04/2024.- El informe desarrollado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) durante el periodo 2016-2022 reporta que Dina Boluarte contaba con 11 cuentas bancarias en soles y una en dólares. En total, estas registraban un ingreso de S/1.371.048 y $2.200.

 El mayor porcentaje de estos ingresos ocurrió cuando Boluarte era presidenta del Club Departamental Apurímac. Exsocios de este centro, según informó Cuarto Poder, aseguraron haber sido expulsados cuando exigieron cuentas claras a la actual mandataria.

Referente al dinero señalado por la UIF, exactamente, la data financiera determina lo siguiente: siete cuentas bancarias en soles, una cuenta bancaria en dólares y cuatro cuentas mancomunadas en soles.

De esos montos, Boluarte recibió transferencias bancarias por S/ 274.848 y también recibió depósitos en efectivo por S/ 1.097.200 y US$2.200.

De acuerdo con la UIF, el 75% de este dinero detectado proviene del Club Departamental Apurímac. De los S/1.372.048 soles hallados, S/990.332, es decir el grueso del dinero, se movió en la cuenta mancomunada que Dina Boluarte, como presidenta del Club Apurímac, abrió con el secretario de Economía del club, Néstor Amado.

Néstor Amado asegura legalidad de cuenta mancomunada

Al ser consultado sobre la razón de tener una cuenta mancomunada con Dina Boluarte, Amado aseguró que dicha acción era completamente legal y se realizó para evitar que el dinero sea embargado.

"El club arrastraba una enorme cantidad de deudas. Entonces, apenas se ponía dinero en cuenta a nombre del club, eran embargadas y no podríamos hacer absolutamente nada. Además, nos respalda el estatuto. Estamos autorizados por estatuto y el consejo directivo para abrir esas cuentas mancomunadas", declaró para Cuarto Poder.

Sin embargo, esto fue desmentido por exsocios del Club Departamental, quienes aseguraron que fueron expulsados del club durante la gestión de Dina Boluarte, presidenta del Club Apurímac en el 2017.

"No nos dio cuentas claras, no hubo rendición de cuentas, por eso nos preocupa y ahora aparece una cuenta millonaria a nombre de terceras personas y a nombre señora Dina Boluarte", declaró uno de los exsocios.

"Es totalmente ilegal e ilegítimo (tener una cuenta mancomunada). No puede ser así. Se abre una cuenta con razón jurídica y hay obligaciones tributarias, incluso para asociaciones no lucrativas como Club Apurímac (...) Ellos manejan alquilando los ambientes, siempre se ha declarado en quiebra en déficit, por eso ellos no realizaban ningún balance económico en esta institución", añadió otro de los entrevistados.

El Club Departamental Apurímac emitió un pronunciamiento el miércoles 27 de marzo en el que solicitó a las instancias correspondientes realizar las investigaciones y procedimientos legales pertinentes respecto a los cuestionamientos surgidos sobre el manejo de esta institución privada. Esto ocurrió tras la difusión de un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)

“El Club Departamental Apurímac tomará las acciones y medida disciplinarias previstas y reguladas en la ley y en nuestros estatutos, las cuales resulten apropiadas”, indican. El objetivo es establecer, de manera comprobada, las responsabilidades y aplicar las eventuales infracciones cometidas.

Según Hildebrandt en sus trece, los exintegrantes y las personas que, en la actualidad, son parte de la asociación estarían dispuestos a presentar una denuncia penal en contra de la mandataria, Boluarte Zegarra, ante el Ministerio Público, debido a que habría cometido "irregularidades" durante su primera gestión en el club.

En el documento que planean presentan a las autoridades, señalan que la presidenta habría introducido a "60 nuevos asociados para tener mayoría y reelegirse en un segundo mandato", además habría "excluido al 60% de socios" de las reuniones y negado la participación de varias personas en las elecciones del club.

Fuente: La República 

¿QUÉ OPINAS?

FACEBOOK