BIENVENIDO A RADIO TITANKA | Domingo, 25 de Septiembre del 2022

EN VIVO

PORTADA  |
OPINIÓN

Baltazar Lantarón "blinda" su gestión y designa a "operador" Julio César Rosario como gerente general

Tras la filtración a la prensa del informe sobre los tubos "bamba" que estuvieron a punto de comprarse para el proyecto Parcco Chinquillay, la salida de Renato Motta Zamalloa era cuestión de días

Baltazar Lantarón

(Miércoles 21/09/2022).- Se reacomodan. Tras el remezón por la fallida compra de tubos "bamba" para el proyecto Parcco Chinquillay a raíz de la filtración a la prensa del informe del residente de obra que recomendaba su devolución por incumplir con las especificaciones técnicas, una silenciosa "cacería de brujas" se produjo al interior de la gestión de Baltazar Lantarón para identificar al personaje que estuvo detrás de esta movida, pero sin éxito alguno. 

Sin embargo, la mirada estaba puesta sobre el gerente general, Renato Motta Zamalloa, quien para Lantarón y sus más cercanos colaboradores -entre ellos el "querido hermano" (QH:.) Julio César Rosario González- habría sido la persona que soltó el documento.

No obstante, su ya precaria posición se debilitaría mucho más cuando días después de develarse la irregular adquisición que estuvo a punto de obtener la conformidad a favor de Inversiones Blue Rock SAC, el citado funcionario firmó la Resolución Gerencial Regional N° 557-2022-GR-APURIMAC/GG del 2 de setiembre del 2022 declarando improcedente la solicitud de ampliación presentada por la mencionada proveedora, en otras palabras, Motta Zamalloa, firmaba su sentencia de salida.

En su reemplazo fue designado Julio César Rosario González que venía desempeñándose como gerente de Desarrollo Social del GORE Apurímac. Él es el "operador" encargado no solo de monitorear las millonarias adquisiciones en equipos médicos y otros bienes (balones de oxígeno, plantas de producción de oxígeno medicinal, mascarillas, pruebas antígenas, EPP, etc) durante la pandemia del Covid-19 y en este último tramo, sino, también, es responsable de dejar "ordenada la casa" y limpiar "toda la basura" acumulada durante los cuatro años de gestión de Lantarón.     

El "querido hermano" (QH:.) como es llamado por su amigo y director de la DISA Apurímac II, Daniel Neyra Escalante, también es el responsable de colocar, sacar o remover al personal asistencial que le resulta incómodo o no se alineaba con sus intereses.

Aun está fresca la reciente anulación de la convocatoria del concurso público para la provisión de 41 puestos fijos en la DISA Chanka por parte de la Fiscalía Anticorrupción de Andahuaylas, permitiendo se conozca que detrás de varios profesionales "recomendados" para este concurso aparecia el citado funcionario y una mujer muy cercana al entorno del gobernador regional.

Baltazar Lantarón está de salida y le queda poco tiempo para no dejar cabos sueltos. Afronta varias investigaciones en curso por presuntos delitos de corrupción junto a sus familiares, por ello, la designación de Rosario González como gerente general era una de sus últimas cartas que le quedaba para cuidarse las espaldas y conciliar el sueño.

A este corifeo nefasto se suman otros dos "alfiles" que hacen lo suyo y a su medida, el gerente de Infraestructura, Mauro Quispe Palomino y el gerente de Recursos Naturales, Rosendo Echeverria Ayquipa. De hecho que terminarán siendo arrastrados hacia el lodo por Rosario González, solo es cuestión de tiempo. (Por: Paul Pilco Dorregaray) 

¿QUÉ OPINAS?

FACEBOOK